jueves, 25 de mayo de 2017

Artichoke o cómo ser un alumno emprendedor



La idea surgió en uno de los primeros Skype que hicimos todos juntos. Habíamos tenido unas clases didácticas de Brainstorming en el Innovation Fast Track (IFT), y lo pusimos en marcha así. Comenzamos a decir ideas varias, problemas cotidianos que nos gustaría solucionar y de uno de ellos nació la idea de Artichoke. Empezó como una idea dispar sin convencernos mucho pero, tras realizar búsquedas por Internet para explorar el mercado y comentarlo con amigos y familia, fue Artichoke la que vieron como una idea innovadora y con la que se podría trabajar, y decidimos seguir adelante. 

Desde nuestras primeras reuniones con el resto del equipo nos había interesado una idea que fuera eco-sostenible, es decir, necesitábamos una idea innovadora que nos concienciara con el medio ambiente. Como nuestro equipo es multidisciplinar (formado por dos ingenieros, una arquitecta, una bioquímica y una farmacéutica), la idea se vio enriquecida por estas áreas, complementándose en todos sus aspectos. Al trabajar en equipo hemos conseguido que la idea se enriquezca con diferentes puntos de vista y, además, hemos aprendido a organizarnos los unos con los otros, a compaginar nuestros horarios, a encontrar tiempo cuando parece que no lo hay y, lo más importante, a escucharnos los unos a los otros, de forma que hemos trabajado en armonía. 

Como cualquier programa cursado en la Universidad de Navarra, el IFT es compatible con los horarios de los alumnos para que no haya inconveniente en realizar las tareas del programa ni el seguimiento correcto de nuestro Máster. Sin embargo, hay periodos de intenso trabajo que se solapan por lo que uno se debe organizar correctamente para sacar el máximo partido a ambos.



El premio por haber ganado consta de un viaje de una semana a Tel-Aviv (Israel) para conocer el ambiente emprendedor del país y, además, la posibilidad de seguir desarrollando la idea a través del departamento de emprendimiento de la Universidad. Se trata de una oportunidad única para nosotras ya que esperamos complementar aún más nuestra formación y también se nos brinda la oportunidad de poder seguir trabajando en nuestra idea.

Y no podemos estar más orgullosas de ello.


By Elena Lucas y Celia Martí, alumnas MIDI XXVII




jueves, 27 de abril de 2017

El MIDI, sinónimo de inserción laboral

Estudiar el Máster en Investigación, Desarrollo e Innovación de Medicamentos es sinónimo de inserción. Y no lo decimos nosotros, lo dicen los datos que obtenemos con cada promoción. En concreto, la Promoción XXVI, graduada en Diciembre de 2016, ha alcanzado un nivel de inserción del  94, 44% en solo tres meses. Pero un dato que resulta todavía más motivador es que el 40% de los alumnos había conseguido un puesto de trabajo incluso antes de terminar el máster (en el periodo de octubre-diciembre de 2016).



Tras veintiséis promociones, la industria farmacéutica ha encontrado en el MIDI un valor seguro:  un candidato preparado, maduro e ilusionado por emprender un proyecto profesional. Entre estas empresas, se encuentran la propia Universidad de Navarra, GSK, 3PBiopharmaceuticals, Cinfa, Pra Health Science, Novartis o Rovi. Empresas que colaboran de muy diversas formas con el Máster y que saben que contratar un alumno del MIDI es apostar por el conocimiento y la preparación teórico- práctica propia de un máster con una larga trayectoria llena de éxitos.

Las áreas de colocación son variadas, reflejo de la amplia formación que se imparte, ya que los alumnos se colocan en departamentos tan diversos como Marketing, Calidad, Farmacovigilancia, Regulatory affairs, pero también en áreas de Investigación preclínica (mediante la realización de tesis doctorales) y de Ensayos Clínicos.

En definitiva, un año más podemos estar orgullosos de nuestros alumnos, porque han sabido enfrentar los primeros obstáculos para iniciarse en su carrera profesional con éxito.

Consulta los datos de la promoción 2015-2016

By Itxaso Ruiz de las Heras
Career Manager, Facultad de Farmacia y Nutrición